Post Image

03 Jul 2017

Se activa un nuevo ciclo formativo de Moldes y Matrices en Cataluña

En un mundo altamente cualificado y global, la formación profesional tiene un papel estratégico importante en la mejora de la empleabilidad de las personas y la productividad de la empresa. Ayudando también al desarrollo de un nuevo modelo productivo donde la formación continua es clave.

Hasta ahora, la oferta formativa profesional (FP) contaba con más de 150 ciclos formativos dentro de 26 familias profesionales, con contenidos teóricos y prácticos adecuados a los diversos campos profesionales. Pero, por desgracia, no existía ningún tipo de formación específica de grado medio y/o superior que estuviera enfocado a el sector de la matricería. Pero parece que esta situación va cambiar en 2018. Al menos en Catalunya. Y es que, en esta Comunidad Autónoma, el Departament d’Ensenyament y la Asociación Catalana de Moldes y Matrices, ASCAMM, han firmado un convenio de colaboración, con el objetivo de promover y desarrollar, en régimen de alternancia y con formación dual, el ciclo formativo superior de programación de la producción en fabricación mecánica adaptada a la producción de moldes y matrices y que se llevará a cabo en el Instituto Manolo Hugué de Caldes de Montbui, de forma singular en todo el país.

Esta formación de grado superior, muy demandada en los últimos años por el sector,  tendrá una duración de 2 años, tiempo en el cuál se combinará el aprendizaje en la empresa con la formación académica.

Pese a que agradecemos enormemente el esfuerzo realizado por parte del Gobierno, instituciones formativas y otras entidades para impulsar y mejorar la actual situación de la FP, concretamente en el sector de la matricería; aún queda mucho por hacer. Quizás el principal problema a resolver sea el de la capacitación de los futuros matriceros. Y es que 2 años son insuficientes para convertirse en un profesional del sector. Mínimo se necesitarán otros 4 años más a jornada completa para adquirir la experiencia y un desempeño adecuado del oficio. Solo así, obtendremos profesionales altamente capacitados para el desarrollo de este trabajo. ¿Y mientras tanto qué? La empresa sigue necesitando profesionales para el desarrollo del trabajo. Un trabajo que estos alumnos aún no pueden desempeñar con total autonomía y profesionalidad.

Ante esta situación donde existe una evidencia de escasez de profesionales, la empresa se ve obligada a buscar mano de obra fuera del territorio español. Un proceso costoso y nada sencillo para las empresas.

La activación de este nuevo ciclo formativo es un primer paso, pero seguimos necesitando cambios de actualidad tanto en la legislación como en el sistema educativo, concretamente en todo aquello relacionado con la Formación Profesional.

Volver a noticias